Beber alcohol coreano adelgaza

O eso nos dice nuestra siempre sonriente profesora de coreano (aka Beginning Korean Language I).
Toda fiesta seulesa que se precie se asienta en tres ingredientes básicos: cerveza, soju y makgeolli. Además, los coreanos son muy dados a jugar mientras beben, por lo que no te sorprenda que siempre o casi siempre que estés con coreanos tengas que beber cantando o bailando encima de alguna mesa...


Cerveza (maekju, en Hangul).
La cerveza coreana no tiene nada de especial, es más, no está muy buena y el marketing de sus envases (especialmente la Cass) suele confundir los sentidos al presentarse en botellas que más parecen dentríficos o enjuagues bucales que una birra. OB Lager, Max, Hite (más para mujeres) y Cass son las cuatro marcas más comunes de cerveza, de tipo pilsner todas ellas. Se consumen a menudo en botellas de 1,6 litros.
No obstante sí que hay una interesante recopilación de cervezas importadas (Hoegaarden, Guinness, Budweiser y Corona) en prácticamente todas las tiendas y convenience store del país, por supuesto más caras pero también muy accesibles.



Soju.
La bebida más nacional, la joya de la inexistente corona coreana y el enemigo más temido del hígado. El llamado sake coreano, aunque más dulce y suave que este. Elaborado a base de arroz, el soju es el complemento ninja de la cerveza al no apreciarse casi su sabor: se suele mezclar en el vaso, convirtiendo un inofensivo zumo de cebada en una bomba de desihnibición y pérdida de la vergüenza propia y ajena.
En su forma más estándar, el soju tiene una graduación de unos 20% y lo puedes encontrar con otros nombres en función de la variedad. La más famosa es el soju Chamisul.



Makgeolli.
El makgeolli (jamás se te olvidará una vez establezcas la conexión con el actor Macauly Culkin, de pronunciación –y naturaleza– similar) es el vino coreano, hecho a base de trigo y arroz y con unos 7% de tontería alcohólica. Este es el culpable de las "dietas de makgeolli", algo así como que "un makgeolli al día te da alegría" y además te ayuda a adelgazar. Lejos de comprobar este efecto, es de especial mención la resaca que produce este líquido elemento al día siguiente.



Cerramos esta dicharachera entrada con un aviso a los amantes de los clásicos Vodka-Whisky-Ron-Ginebra. Malas noticias desde Corea: los aranceles y los precios limitan su consumo en botella. Sin embargo, las copas en las discotecas se sitúan entorno a 3000 - 10000 KRW (entre 2 y 7€).

1 comentario: